30 julio, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Juventus: ¿Crisis de juego o de planificación?

La Juventus atraviesa un mal momento de juego, evidenciado tras la derrota frente al Inter, pero los malos resultados pueden evidenciar un problema de planificación deportiva.

Tras la eliminación en Champions frente al Olimpique de Lyon, Agnelli y Parataci (director deportivo) decidieron cesar a Maurizio Sarri, por considerar que el equipo no había logrado los objetivos previstos, tanto en títulos, recordar que perdió la Supercopa frente a la Lazio y la Copa frente al Nápoles, ni en nivel de juego. La crisis en el banquillo se solucionaba con Andrea Pirlo quien había sido fichado días antes para entrenar al equipo primavera.

El movimiento en el banquillo era arriesgado, se situaba a una vieja gloria del club pero sin experiencia, aunque esto no tiene que ser un hándicap, sólo hace falta ver a Hansi Flick en el Bayern. Seguramente la idea era que repitiese lo que el alemán ha conseguido con los bávaros y alcanzase el nivel de los tiempos de Conte y Allegri. El verano vino movido, más allá del banquillo, por rumores sobre las posibles salidas de Cristiano, para aligerar masa salarial y poder fichar, y de Dybala. No salió nadie, pero los fichajes fueron escasos.

El exjugador Andrea Pirlo es el nuevo entrenador de a Juventus de Turín |  El Comercio
Fuente: El comercio de Perú

Pirlo pretende que su equipo lleve la iniciativa de los partidos, con laterales de largo recorrido, poblando el centro del campo para potenciar también el juego interior, logrando superioridad en la zona y abriendo espacio para las bandas, al tiempo que quiere una gran movilidad en la zona de ataque. La idea es interesante, pero hasta el momento el equipo no ha conseguido hacerla realidad, salvo algún partido concreto. El problema principal para Pirlo es que no tiene ningún Pirlo en su equipo, la plantilla adolece de un jugador creativo en el centro del campo, ni Rabiot, ni Arthur ni Ramsey pueden hacer esa función, Betancourt y McKennie tienen otras características, y Chiesa y Kulusevski son jugadores de banda.

El equipo tiene un juego plano y ramplón, con mucha posesión en momentos del partido, pero con una escasa profundidad, salvo jugadas individuales, generando exiguas ocasiones de gol. Sufre cuando recibe una presión alta, y no tiene capacidad de superar defensas en bloque bajo, el equipo, además, se rompe con facilidad y es fácil coger a la defensa en contragolpes rápidos, motivados por la ya falta de velocidad de Bonucci y Chiellini.

El mal estado de forma de los jugadores que deberían ser piezas clave en el equipo, léase Rabiot, Ramsey, Bernardeschi, no ayudan al juego del equipo, y lo peor es que Cristiano aparece desconectado en la mayoría de los partidos, aspecto clave en la zona de ataque Juventino.

La Juventus puede mejorar a lo largo de la temporada, pero está claro que la decisión de los directivos del club de creer, que el cambio de entrenador era la solución a todos los problemas, se ha mostrado errónea, sin que Pirlo sea el culpable de la situación, que le viene heredara de la pasada temporada.

Jose Miguel Villarroya – Twitter @jmvillarroya

Imagen principal via: Gol Caracol