6 mayo, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Il Grande Torino: El primer gigante italiano.

El campeón Italiano que tuvo un triste final.

Cuando uno piensa en grandes equipos italianos se le viene a la cabeza el Milan, la Juventus o el Inter. La realidad es que, aunque estos son actualmente los mas grandes, a mediados del siglo pasado no se hablaba de otro equipo en Italia que no sea el Torino.

Eran los años 40, una Italia devastada por la Segunda Guerra Mundial intentaba salir adelante. En este negro panorama surge Il Grande Torino, un equipo que dominó completamente el futbol italiano en esa época convirtiéndose campeón de liga 5 veces consecutivas y consiguiendo una Coppa Italia. Además fueron la columna vertebral de la Selección Nacional Italiana de la época. 10 de los 11 jugadores titulares eran del Torino.

Seleccion Nacional Italiana de la época

Este equipo fue una maquina goleadora. Llegó a marcar en una temporada (47/48) 125 goles. Logró la mayor victoria de local de toda la historia de la Serie A, 10 – 0 al US Alessandria. Estuvo invicto por 100 partidos marcando minimo un gol en cada uno de ellos.

Hay que tener en cuenta que en esta epoca todavia no existian los cambios, los 11 que entraban al campo eran los mismos 11 que salian luego de 90 minutos. Ademas solo tenian 15 jugadores en el plantel.

Tragedia de Superga.

El equipo granate no parecía tener freno. Ni el mas loco de los mortales se le cruzaba por la cabeza una forma de que estos campeones dejen de escribir con tinta dorada la historia del Calcio.

Tristemente, en el año 1949, luego de jugar un partido amistoso en Portugal con el Benfica, el avión que los transportaba de vuelta a Turín se estrelló contra la Basílica de Superga por culpa del mal tiempo. De los 31 tripulantes, ni uno sobrevivió.

Imágenes de la tragedia.

El gran gesto de River Plate.

 Este accidente conmocionó al mundo entero y cuando la terrible noticia llegó a Sudamérica, Antonio Vespucio Liberti, presidente millonario, no dudó en ofrecer al equipo titular para jugar un amistoso en homenaje a las víctimas del siniestro y donar lo recaudado para sus familias, dejando a la división reserva para disputar el campeonato local. 

Ya en Italia, y después de pasar por la ciudad de Roma en donde la delegación de River visitó el Vaticano y fue recibida por el Papa Pio XII, la representación millonaria llegó a Turín, y allí depositaron una ofrenda floral en el sector del cementerio donde descansan los restos de los jugadores del Torino y también rindieron homenaje en el lugar de la colina de Superga en donde se produjo el impacto mortal. El partido de la solidaridad se disputó el 26 de mayo ante casi sesenta mil personas en Turín. “La Máquina”, como se la conocía en Italia, se enfrentó a un combinado de los mejores jugadores italianos que para esa ocasión adoptó el nombre “Torino Símbolo”. Los equipos presentaron las siguientes alineaciones:

Torino Símbolo: Sentimenti IV; Manente, Giovannini y Furiosi; Annnovazi y Achili; Boniperti y Hansen; Nyers, Lorenzi y Ferraris II. 

River Plate: Carrizo; Vaghi y Soria; Yácono; Rossi y Ramos; De Cicco; Coll, Di Stéfano, Labruna y Loustau. Completaron la delegación: Grisetti, Kelly y Muñoz. 

El resultado fue 2 a 2, con goles de Nyers y Annovazzi para el equipo italiano, y de Labruna y Di Stéfano para los argentinos, los que fueron largamente ovacionados en agradecimiento a su gran gesto.

A partir de ese momento, se forjó una amistad entre ambas instituciones, y dos años después con motivo de la celebración del cincuentenario de nuestra fundación, una delegación del Torino fue invitada a disputar un amistoso el día 29 de junio de 1951, como parte de los actos celebratorios. En esa oportunidad y finalizado el partido, ambos clubes resolvieron que cada uno utilice como alternativa la camiseta del otro, toda vez que fuera necesario, se intercambiaron juegos de camisetas y así lo hizo River durante dieciséis años. Aquel gesto de generosidad de 1949 y esos partidos quedaron para siempre en la memoria en Turín, tal es así que en 2014 los museos de los dos clubes concretaron formalmente su hermandad con la presencia del presidente Rodolfo D’Onofrio, y ambos poseen espacios especialmente dedicados a recordar el partido solidario, un acontecimiento único en la historia del fútbol mundial.

Bacigalupo, Aldo Ballarin, Dino Ballarin, Bongiorni, Castigliano, Fadini, Gabetto, Grava, Grezar, Loik, Maroso, Martelli, il capitano Valentino Mazzola, Menti, Operto, Ossola, Rigamonti, Schubert. Diechiocho nombres que se recitan de memoria y con pasión reverencial cada cuatro de mayo en la Turín granata. Los nombres de los futbolistas que fallecieron en la Colina de Superga en 1949 y que conformaban aquel equipo de absoluta leyenda, aquel Grande Torino que sigue viviendo en todo su esplendor en el corazón de cada tifoso del Toro, sea cual sea la generación a la que pertenezca.