7 mayo, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Bryan Gil, la nueva perla de Nervión

El Sevilla es un club, que, a pesar de estar en el top de la Liga en los últimos años, no produce tanto desde su cantera como muchos podrían pensar, de hecho, en este equipo de Lopetegui, el único canterano asentado es el eterno Jesús Navas, pero en Nervión se está cocinando a fuego lento otro crack que apunta a estrella: Bryan Gil.

El Sevilla es un club, que, a pesar de estar en el top de la Liga en los últimos años, no produce tanto desde su cantera como muchos podrían pensar, de hecho, en este equipo de Lopetegui, el único canterano asentado es el eterno Jesús Navas, pero en Nervión se está cocinando a fuego lento otro crack que apunta a estrella: Bryan Gil.

El joven extremo de 19 años ya estuvo cedido la temporada pasada en el ahora descendido Leganés. Este año al regresar de su cesión y tras la buena inversión de Monchi en futbolistas extranjeros, el club decidió cederlo un año más con el único fin de adquirir experiencia, ya que el jugador es una apuesta total del club andaluz. Esta vez fue al Eibar, y bajo las órdenes de Mendilibar, la progresión del de Barbate ha sido brutal. Un extremo veloz y vertical, con un fútbol callejero, de esos futbolistas que parecen en peligro de extinción. A pesar de conducir a una revolución más que el resto, es uno de los más precisos de la liga en cuanto a pases completados. Mendilibar sabe que Bryan es el único jugador en su plantilla con la capacidad de profundizar tanto el juego y de entrar como un puñal por esa banda izquierda de la que se adueñó desde sus primeros partidos.

Ya lleva 3 goles y 1 asistencia con los armeros, y a pesar de que tiene que mejorar mucho en su precisión de cara al arco, es el jugador del equipo que más ocasiones crea por partido y en un equipo que lucha por no descender como el Eibar, eso es oro. Para nadie es un secreto que el sueño de este jugador es triunfar con la camiseta del Sevilla, pero mucho tendrá que agradecer a un entrenador como Mendilibar, que ya fue uno de los responsables de la formación del gran David Silva, que, siendo zurdo y con el afán de triunfar en el club de su corazón, podemos ilusionarnos con que Bryan Gil sea la próxima estrella moldeada por sus manos.

Ya en Nervión se relamen con su regreso, solo falta que las inversiones de Monchi no obstruyan su progreso, podemos estar presenciando el nacimiento de un jugador de élite.

Imagen principal vía: El Español