24 julio, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

FALLECIÓ LEOPOLDO JACINTO LUQUE, CAMPEÓN DEL MUNDO EN EL 78′

En los últimos tiempos, el fútbol Argentino sufrió diversos golpes emocionales directamente al corazón futbolero y hoy fue uno de los más dolorosos. A los 71 años de edad y por culpa del coronavirus, se nos fue uno de los héroes campeones del mundial 1978.

Hoy perdimos a un emblema de la selección Argentina y a un auténtico goleador. Exponente de la resiliencia en el fútbol y del no darse por vencido ante las adversidades, a lo largo de sus 14 años de carrera como jugador y sus 7 años como director técnico.

Demostró sus cualidades como deportista y ser humano desde las inferiores de Unión, cuando el coordinador general le dijo que se vaya a buscar un trabajo porque había otros que eran mejores y al ser consolado por su papá, este le dijo: “Esta es la oportunidad de demostrarle a ese señor, que vos podes jugar al fútbol” y de que manera se lo demostró.

Debutó en la Liga Santafesina, dónde vistió las camisetas del Sportivo Guadalupe y del Atenas de Santo Tomé estando a préstamo de Unión de Santa Fe porque el técnico no lo tenía en cuenta. Al quedar libre del tatengue tuvo deseos de retirarse del fútbol con tan solo 22 años y relatado por sus propias palabras en una entrevista del programa PH contó: “De Unión me fui entre caminando y corriendo porque me iba llorando”. La siguió peleando y un año más tarde consiguió su oportunidad vistiendo los colores de Rosario Central.

El canalla le dio la oportunidad de debutar en primera división, dónde disputó 4 partidos y marcó 3 goles hasta que Unión lo recompró para disputar la Primera B (en aquel momento era la 2° División) y lograr el ascenso, cosa que logró en 1974 siendo el capitán del equipo.

Su carrera despegó cuando en 1975, River Plate lo compra para ser una de sus estrellas y en su debut, marca el gol de la victoria (2-1) ante Boca en la Bombonera. Jugó cinco años con la banda, dónde marcó 75 goles en 176 partidos. Su carrera cayó en una meseta luego de su paso por el millonario. Una vuelta a Unión, Tapico de México, Racing, Santos de Brasil, Boca Unidos, Chacarita y finalmente cerró su carrera en 1981 vistiendo los colores del Deportivo Maipu de Mendoza.

Con la camiseta de la selección Argentina disputó 45 partidos y marcó 22 goles, fue el máximo goleador de la copa América 1975 con tan solo 26 años. Logró el máximo título que un futbolista puede conseguir, siendo campeón del mundo en 1978 y marcando 4 goles en 5 partidos. Dejó una gran imagen de su sacrificio durante la final, completando el partido con la camiseta empapada de sangre por un golpe en la nariz de un adversario. Sin embargo no todo fue alegría en ese mundial, ya que horas antes del partido que disputaba ante Francia por la primera ronda (marcó el golazo del triunfo y la clasificación a la segunda ronda además de romperse el codo), su hermano tuvo un accidente de tránsito yendo desde Santa Fe a Buenos Aires para ver el partido y falleció. Leopoldo no se enteró de la muerte hasta el día después del encuentro, porque su familia no le quiso decir para no desconcentrarlo. “Jugué uno de los mejores partidos de mi vida, mi hermano tuvo el accidente a la mañana y yo jugué sin saber nada a la tardecita”.

El “Pulpo” como se lo apodaba en el ambiente del fútbol, dejó una huella imborrable en el corazón de todos los Argentinos y fue participe de una de las hazañas más grandes del fútbol Argentino. Algunos cuestionan el título conseguido por la albiceleste debido al contexto de dictadura y suspicacia que rondaba entorno a ellos, pero la única verdad es que Leopoldo Jacinto Luque fue, es y será por siempre un héroe Argentino que puso a su país en lo más alto, dejando en segundo plano a su persona y que le dio su primer campeonato Mundial a la Argentina.

GRACIAS POR TANTO Y QUE EN PAZ DESCANSES CAMPEÓN