17 octubre, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

La Bundesliga vuelve a estar abierta.

En dos jornadas el Bayern ha perdido buena parte de la ventaja que tenía sobre el Leipzig, y el conjunto sajón se encuentra tan sólo a dos puntos. Lo que parecía estar sentenciado vuelve a estar totalmente abierto.

Hace apenas unas semanas cualquier analista daba por hecho que el título de la Bundesliga ya estaba otorgado, y que el Bayern iba a conseguir su noveno título consecutivo. Siete eran los puntos que el conjunto bávaro llevaba de ventaja sobre el Leipzig, pero tras la consecución del Mundial de Clubes, un empate con el Arminia y la derrota frente al Eintracht ha reducido la distancia tan solo a dos. El título está abierto, la pregunta es ¿será capaz el Leipzig de ganarle la ensaladera al Bayern?.

La pregunta tiene difícil respuesta ya que ninguno de los dos equipos, a pesar de encabezar la clasificación atraviesa sus mejores momentos. El Bayern, más allá de los malos resultados, está sufriendo, posiblemente, un calendario muy cargado de partidos sin tiempo de recuperación, varias son las bajas entre coronavirus y lesiones, que han azotado al equipo de Flick, y que han agravado debilidades defensivas, que la temporada pasada quedaban disminuidas por el caudal ofensivo del equipo. Hoy el Bayern no domina tanto los partidos, ni genera tantas ocasiones de gol, lo que provoca que el rival tenga más posesión del balón, y ejecute rápidos ataques a la espalda de los defensas o por banda derecha, donde el Bayern está sufriendo mucho, no es casualidad la cantidad de goles que ha recibido esta temporada.

El Leipzig por su parte, siguiendo el modelo de juego de Nagelsmann, sigue dominado el juego con presión alta y velocidad, pero le cuesta un mundo generar ocasiones claras de gol, por lo que muchas veces la posesión es estéril; además en los últimos partidos ha mostrado una fragilidad defensiva, más bien errores groseros, que anteriormente no tenía. Aspectos que le penalizan en partidos importantes.

Las próximas cuatro jornadas pueden clarificar las cosas, y el calendario presenta muchas más dificultades para los de Nagelsmann que para los de Flick. El próximo fin de semana el Bayern se enfrenta en casa al Köln, en principio rival asequible, si bien los de Gisdol funcionan mejor fuera que en el RheinEnergie Stadion; mientras que el Leipzig recibe al Gladbach, equipo que no se le da bien a los sajones. La siguiente jornada nos ofrece un Bayern-Dortmund y un Freiburg- Leipzig, partidos de máxima complejidad para los dos. A la siguiente un Werder-Bayern y un Leipzig-Eintracht, jornada complicada para los sajones, y por último un Bayern-Stuttgart y un Arminia-Leipzig.

Estas cuatro jornadas pueden marcar el devenir para la lucha por el título. El calendario es complicado para los de Nagelsmann. En caso de pasarlo con nota si que estaría en condiciones de lucharle el título al Bayern. Tampoco es descartable que los bávaros pierdan algún punto. Y recordar que en medio están las eliminatorias de Pokal para el Leipzig y los partidos de vuelta de Champions para ambos, que pueden influir en el rendimiento de los dos en Bundesliga.

José Miguel Villarroya