24 julio, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Burnley derrotó sorpresivamente a Everton en Goodison Park.

Los Claters, que tuvieron un dominio marcado en gran parte del compromiso ganaron 2 a 1 a un Everton que intentó reaccionar pero no consiguió el empate. Este triunfo deja decimoquinto al visitante; y a los Toffees los deja sextos, perdiendo la chance de seguir escalando en la tabla de posiciones.

El partido dió inicio en la ciudad de Liverpool, con un Everton queriendo seguir en puestos de competencia europea y con un Burnley necesitado por el tema de la zona de descenso, en la cual ha estado muy cerca con la carencia de resultados con rivales directos en esa instancia. Sorpresivamente, fue el visitante quien propuso la idea de juego, adueñandose rápidamente de cada acción del compromiso, dando una presión alta a la salida del Everton y rapidez en los contraataques para desbordar por las bandas. Fue así como al minuto 13, tras una mala salida de Davies; Burnley logró convertir la segunda jugada del partido; por intermedio de Chris Wood, con un remate en el borde del área que dejó sin opciones al portero Pickford. 1 a 0 de momento, donde el visitante se hizo con el control total, tanto de su campo, como de mitad de cancha hacia adelante. Producto de esto, al minuto 24 llegó la segunda anotación de la noche, tras un potente remate en diagonal al arco por parte de Dwight McNeil, tras una asistencia de Vydra. Acción que dejaba sin nada que hacer una vez más al portero del conjunto azul.

Seguidamente, Everton intentó abrir por bandas para poder generar acciones, pero en la primera parte del juego, no tuvo ningún tiro al arco que generara peligro. Sin embargo, al minuto 32, y tras un centro de Davies, llegaría el descuento para el local por intermedio de Calvert-Lewin, quien metió un potente cabezazo que dejaría sin respuesta al portero Pope. Así finalizaron las acciones de la primera mitad, con un dominio visitante desde su primer anotación en el minuto 13.

Para la segunda mitad, el partido tuvo un trámite muy parejo, jugando con tenencia de balón más que todo. Everton intentó de todas las maneras posibles llegar a la igualdad, sin embrago, Richarlison no tuvo su mejor noche. Por su parte, Burnley estaba atento a cualquier error en salida para aprovechar, pero poco a poco se fue notando el cansancio en cancha, por lo que el ritmo del partido bajó exponencialmente; lo que obligó a los dos conjuntos a hacer modificaciones para buscar oxígeno y revulsivos de mitad de cancha hacia adelante. Así terminaron las acciones en Goodison Park, dejando como ganador al equivo Vinotinto.

Vital triunfo para los dirigidos por Sean Dyche, que siguen con la tarea de mantener la categoría, acumulando también tres partidos al hilo sin perder. En la próxima fecha enfrentarán a Southampton de visitante; mientras que los de Ancelotti tendrán que trabajar bastante para mejorar, tanto en defensa, como en concretar las llegadas al arco rival. Su próximo juego será ante Manchester City por los Cuartos de final de la FA Cup.

Imágen principal vía: Everton.