23 julio, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

La Gloria Del Chirola: Héctor Casimiro Yazalde, La Primera Bota De Oro Sudamericana.

El gol es la más hermosa sensación del fútbol, aquel que por un instante te hace sentir la alegría máxima, la cual normalmente buscamos para ser personas más felices, la bota de oro se ha encargado de premiar esta cualidad en las ligas europeas, a continuación la historia de como este jugador argentino se transformó en el primer jugador sudamericano en obtenerla.

Eusebio recibiendo la Bota de Oro.
Fuente: puebladeportes.blogspot.com

La Bota de Oro, uno de los premios individuales más codiciados por los jugadores que juegan en el fútbol europeo, año a año los jugadores más importantes se pelean por obtenerlo y muchos de los mejores exponentes de este deporte lo han obtenido, pienso en Eusebio en la temporada 1967-1968 (primera edición), Ian Rush en la temporada 1983-1984, Marco Van Basten en la temporada 1985-1986, Ronaldo en la temporada 1996-1997 o incluso algunos sudamericanos como Diego Forlán, Luis Suárez o Lionel Messi, todos grandes nombres pero ninguno de los anteriormente mencionados tienen el privilegio de ser el primer no europeo en obtener esta distinción, esta fue conseguida por Héctor Casimiro Yazalde y esta es su aventura hacia la gloria.

Villa Fiorito,zona dónde nació y creció Héctor Casimiro Yazalde. Fuente:efe.com

Héctor Casimiro Yazalde nació un 29 de Mayo de 1947 en Villa Fiorito, misma zona de la cual nacieron grandes nombres como Claudio García (jugó en el Olympique Lyonnais), el actual defensa del Racing Club Lens Facundo Medina o Diego Armando Maradona, tuvo desde el inicio una vida difícil, desde los 13 años comenzó a trabajar con el objetivo de poder ayudar al sustento familiar en la venta de periódicos, bananas y hielo en los veranos, la razón de mencionar esto es bastante sencilla, de aquí salió su apodo, “Chirola” que significa poco dinero, lo cual se puede deducir lógicamente ante el hecho de que estos trabajos no eran de gran remuneración económica.

Paulo Valentim, uno de los ídolos de Chirola. Fuente:fanaxeneize.com

Héctor siempre tuvo la ambición de ser futbolista profesional, él desde muy temprana edad era admirador del Club Atlético Boca Juniors, más específicamente de los jugadores Paulo Valentim, Antonio Roma o Antonio Ubaldo Rattín, tuvo su primera oportunidad en el año 1965, cuando luego de haber sido rechazado en clubes como Racing (mira las coincidencias de la vida) o Los Andes fue finalmente aceptado en Club Atlético Piraña (ubicado en Parque Patricios) en donde le ofrecieron 2000 mil pesos de la época que era lo que ganaba en un mes trabajando en la venta de bananas, su primer año en la cuarta división del fútbol argentino fue espectacular, realizando 25 goles,lo cual llamó la atención de Julio Humberto Grondona (le suena ese nombre), quién lo observó en un partido disputado en la cancha de Arsenal ante Villa Mitre y a pesar que el popular Chirola fue expulsado a los diez minutos, fue tiempo suficiente para hacer un gol y llamar la atención del histórico presidente del fútbol argentino.

Julio Humberto Grondona,dirigente que fue influyente para la contratación de Héctor Casimiro Yazalde por Independiente. Fuente: elclasicodeportes.com.ar

Aprovechando su condición de Presidente de la Comisión de Fútbol de Independiente convenció al presidente de la institución Carlos Radrizzani de que pagará 1.8 millones de pesos de la época para llevarlo al cuadro de Avellaneda, sobra decir de que en el cuadro rojo la rompió, los 72 goles en 117 partidos hablan por sí solos, logrando dos Campeonatos Argentinos (1967 y 1970), logrando también en su primera temporada ser goleador del Fútbol Argentino.

Chirola con la camiseta de Independiente.
Fuente: soydelrojo.com

Pero en 1970 llegaría el gran momento para Chirola, ya que recibió una gran cantidad de ofertas, tanto de Sudamérica como de Europa para seguir su carrera, algunos de los equipos fueron Santos,Palmeiras,Valencia,Olympique de Lyon,Nacional, Boca Juniors, eligiendo finalmente al Sporting Clube de Lisboa, en Portugal, aprovechando su contrato lo primero que hizo fue construirle una casa a sus padres en un sector acomodado de Buenos Aires.

Carmen Yazalde, el gran amor de su vida.
Fuente: mujeresfandom.com

Inicialmente a nuestro amigo Chirola le costó la adaptación, ya que en su primera temporada jugaría apenas 20 partidos y haría 9 goles, los motivos pueden ser de que era un vividor y que su residencia en Lisboa,más exactamente la Avenida de Roma se encontraba al frente de un Drugstore (no ampliaremos de que se trata), además de que hubo un tiempo en dónde no estuvo autorizado de jugar en el campeonato local por problemas administrativos, jugando solamente los partidos de Copa y los amistosos que fueran surgiendo, lo cual provocaría que conociera a María Do Carmen Resurrección De Deus (el gran amor de su vida, quién sería conocida como Carmen Yazalde).

Casimiro con la camiseta que más brilló, la del Sporting Club de Lisboa. Fuente: wikisporting.com

Luego de una segunda temporada en dónde realizaría 19 goles en 29 partidos llegaría la mítica temporada 1973-1974 y la cual realmente nos importa ya que esta sería simplemente notable, ya que convertiría en la misma cantidad de encuentros 46 goles, los cuáles se repartieron de la siguiente manera:

  • Jornada 2: Dos goles al Boavista (minuto 20 y 36).
  • Jornada 3: Dos goles al Leixões (minuto 7 y 85).
  • Jornada 4: Un gol al Belenenses (minuto 80).
  • Jornada 5: Cuatro goles al Oriental (minuto 7,29,30 y 61).
  • Jornada 6: Dos goles al Farense (minuto 17 y 30).
  • Jornada 7: Dos goles al Fabril Barreiro (minuto 45 y 76).
  • Jornada 8: Seis goles al Montijo (Minuto 17,22,29,30,62 y 78).
  • Jornada 12: Un gol al Beira-Mar (Minuto 33).
  • Jornada 13: Dos goles al Académica (Minuto 55 y 84).
  • Jornada 14: Dos goles al Olhanense (Minuto 44 y 85).
  • Jornada 15: Tres goles al Barreirense (Minuto 58,84 y 90).
  • Jornada 16: Un gol al Vitoria Setúbal (Minuto 63).
  • Jornada 18: Un gol al Leixões (Minuto 16).
  • Jornada 20: Cinco goles al Oriental (Minuto 22,36,39,63 y 67).
  • Jornada 21: Un gol al Farense (Minuto 25).
  • Jornada 22: Tres goles al Fabril Barreiro (Minuto 25,29 y 54).
  • Jornada 23: Un gol al Montijo (Minuto 77).
  • Jornada 26: Dos goles al Benfica (Minuto 8 y 42).
  • Jornada 27: Un gol al Beira-Mar (Minuto 47).
  • Jornada 28: Un gol al Académica (Minuto 16).
  • Jornada 29: Dos goles al Olhanense (Minuto 52 y 81).
  • Jornada 30: Un gol al Barreirense (Minuto 51).
José Francisco Leandro Filho, segundo máximo goleador de aquella campaña, jugador del Vitoria Setúbal. Fuente:memoriazul.blogspot.com

Los números desde el punto de vista que sea observado son simplemente notables pero hay datos que hacen ver a esta campaña goleadora una muy especial, por ejemplo le sacó una ventaja de 22 goles al segundo máximo goleador de aquella campaña, el brasileño Duda del Vitoria Guimarães, también debemos destacar que Casimiro aportó con el 49,46% de los goles de su equipo en la campaña (hicieron 93 goles en total), el hecho de que hasta el día de hoy es el jugador que más goles ha hecho en una campaña del fútbol portugués o que aquellos 46 goles fueron el récord de ser el ganador de la Bota de Oro con más goles por 38 años, siendo superado en 2012 por un tal Lionel Messi (creo que usted lo podría conocer).

Hector Yazalde en el Olympique Marseille. Fuente:pinterest.ie

Dato a considerar es que en la temporada siguiente estuvo cerca de retener su título ya que marcó 30 goles, quedando a sólo tres del rumano Dudu Georgescu. Luego de aquella cuatro mágicas, en donde por Liga Portuguesa marcó 104 goles en 104 partidos (un promedio espectacular de 1 gol por partido) decidió emprender rumbo a Francia, más específicamente al Olympique Marseille, equipo en el cual disputó dos temporadas, en las cuáles marcó 23 goles en 44 partidos, pero la llamada de la nostalgia lo llevó a volver a su país natal.

Chirola en Newell’s Old Boys.
Fuente:elgrafico.com.ar

A pesar de que él deseaba volver a Independiente, estos nunca lo llamaron, así que decidió volver a Newell’s Old Boys, con la esperanza de ser convocado al Mundial de Argentina 1978, con el objetivo de intentar mejorar lo realizado en el Mundial de Alemania 1974, en dónde en 3 partidos disputados marcó 2 goles, pero sin embargo esto nunca lo logró.

Lamentablemente y a pesar de que su ciclo en Rosario fue bastante positiva, sobretodo por el cariño del respetable en el Parque Independencia, la llama del fútbol lentamente se comenzó a apagar, las malas juntas fueron parte de su vida, lo cual hizo que en el año 1982, más específicamente en Huracán (en dónde solamente disputó 1 encuentro), haciendo que Chirola tuviera su Last Dance.

Hector Yazalde en el Mundial de Alemania 1974.
Fuente: pesmitidelcalcio.com

Tristemente desde su retiro, la vida para él no fue para nada buena, el haber vuelto a su país le hizo mal para su vida, mientras que en Europa se interesó de gran manera en estudiar tanto Inglés como Francés, el reencuentro con los conocidos provocó que retomara acciones negativas como el consumo de alcohol descontrolado o a quedarse en casa sin hacer absolutamente nada por días enteros, lo cual a la falta de diálogo con su esposa provocó su separación en 1986, la razón de mencionar estos hechos es que en 1997, a la edad de 51 años encontraría la muerte por una hemorragia y paro cardíaco, es triste mencionarlo pero Héctor Casimiro Yazalde murió solo, triste y sin dinero. Al final, ya no tenía ni plata para el whisky o el champagne, tomaba cualquier cosa.

Día de su matrimonio con Carmen Yazalde.
Fuente: infobae.com

Quiero antes de terminar tomar las palabras de su gran amor, quién destaca dos grandes aspectos que influyeron en su triste final:

“El primer error fue volver a la Argentina. El rescindió contrato con el Marsella, perdió mucho dinero pensando que iba a jugar en Independiente y al final terminó en Newell’s”.

“Jamás probaba el vino. Ese hábito lo adquirió aquí, porque no se fijó en la gente que tenía al lado. Por eso no me equivoco si digo que las malas compañías mataron a Chirola”.

Chirola recibiendo la Bota de Oro.
Fuente: lacalderadeldiablo.net

Y esa fue la historia de Chirola, un jugador que en su tiempo, una que lamentablemente terminó en el olvido porque cómo bien se sabe las historias realmente interesantes son olvidadas con gran facilidad, pero este jugador que se destacó por su remate con ambas piernas, inteligencia y su dinámica dejará una huella imborrable para el fútbol sudamericano e incluso el europeo, ya que podemos decir con tranquilidad que Héctor Casimiro Yazalde tuvo su gloria, la gloria del “Chirola”. Muchas gracias por leer este artículo y cómo dice un relator por ahí, “Gracias Hermanos, Se Les Quiere”.