7 mayo, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

New Orleans vence a unos Celtics erróneos en la duela.

En un encuentro donde la puntería fue factor. Los Pelicans salieron victoriosos frente a unos Boston Celtics que aún no levantan; el conjunto comandado por Zion Williamson se llevaron el encuentro 115 a 109.

Rápidamente Jayson Tatum daba la bienvenida al TD Garden con un triple que levantaba a la gente que volvía a la arena después de meses por ausencia con por la pandemia; algo que se pensaba que sería factor para el encuentro.

Sin embargo, los Pelicans con el dúo Ingram y Zion, comenzaban a dar destellos sobre su enorme potencial que terminaron dominando el primer cuarto 27 a 32.

Para el segundo cuarto los Celtics quisieron acortar distancias, pero el gran trabajo defensivo y los errores al momento de enfrentar el aro, seguían manteniendo la distancia de los visitantes para el medio tiempo.

En la reanudación del juego se vio un Williamson más decisivo para este equipo; lo suficiente como para volver loca a una defensa que no estaba teniendo su día, más aún cuando uno de sus jugadores que solía hacer el trabajo sucio (Daniel Thies) se marchó de la franquicia, dejando un hueco difícil de suplantar.

Pese a la superioridad que mantuvieron los pupilos de Van Gundy, los Boston estuvieron muy mal en la duela, estuvieron desenfocados, erróneos a la hora de soltar del gatillo, faltas innecesarias y sobre todo se noto un ligero egoísmo al momento de tomar decisiones, algo que termino favoreciendo a su contrincante que incluso aumento la ventaja a dos dígitos.

Brandon Ingram tuvo un excelente cierre de partido que con canastas decisivas acercaba la derrota para los Celtics, que lo seguían intentando a través de sus figuras Tatum y Kemba, pero no les alcanzo para más.

Las malas decisiones en el transcurso cobraron factura y New Orleans se llevó una victoria más que los pone con un récord de 21-25. Por su parte Boston ya se posiciona con un récord desfavorable con 23-24 y cada vez más peligra su posición en playoffs.

Aún que no fue la noche al momento de encarar el aro, Tatum termino con 34 puntos; 9 rebotes y 5 asistencias, en cambio el debutante Evan Fournier tuvo una actuación para el olvido y al parecer quiso rendirle homenaje al dorsal de Jayson Tatum con 0 puntos; 0 asistencias y 2 rebotes.

Zion e Ingram fueron más certeros en la pista y terminaron con 28 y 25 unidades respectivamente, queriendo seguir demostrando su poderío y calificar a playoffs donde seguramente nadie se los quiere topar.

Imagen principal vía: Pelicans NBA