30 julio, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Manchester United vs Brighton, los diablos rojos no sueltan su lugar y ganan en casa.

Desde hace varias jornadas, el objetivo principal del Manchester United es sin duda, el no caer del segundo puesto en la clasificación de Premier League, una tarea complicada en la que para muchos es la liga más competitiva del mundo.

Una misión secundaria y que se considera casi imposible de realizar a estas alturas del torneo, es la de dar alcance al rival y vecino de la misma ciudad: el Manchester City. Y aunque sabemos que nada está escrito en el futbol, llegar a empatar o superar a los citizens sería algo épico, pues el equipo de Guardiola que ocupa el primer lugar con una ventaja importante de 14 puntos, no parece tener intención de soltar la cima.

La razón de mayor peso para mantenerse en el segundo puesto, es la de lograr nuevamente el pase a la siguiente edición de la UEFA Champions League, torneo en el que fueron eliminados en fase de grupos y en donde querrán tener su revancha, además, los dirigidos por Olé Gunnar Soslkjaer necesitan demostrar que las buenas actuaciones que han tenido y los puntos ganados en la liga no son producto de la casualidad.

Un aspecto importante a lo largo de esta temporada, ha sido una secuencia de acontecimientos y lesiones en algunos de los jugadores más importantes del plantel, como: De Gea (cuestión personal), Pogba, Cavani y recientemente Martial, lesionado en uno de los compromisos con su selección. Esto ha generado que el equipo no logre una estabilidad en cuanto a su once inicial y por ello se vean muchos cambios respecto a los distintos partidos que se han disputado.

Es verdad que, además de esto, la falta de variantes tácticas a la ofensiva, sobre todo ante equipos que defienden con un bloque bajo se ha complicado más de lo necesario y el equipo ha mostrado cierta dependencia de su figura más destacada: Bruno Fernandes, el portugués como ya lo sabemos, es un jugador diferencial en cuanto a la creación de oportunidades para sus compañeros e incluso para la generación de volumen de juego.

 Sin embargo, en el partido ante el Brighton, el equipo no comenzó de la mejor forma y recibió un gol, apenas en el minuto 13’ de un viejo conocido: Danny Welbeck. Los dirigidos por Graham Potter, se plantaron bien atrás y tuvieron el juego por lapsos inclinado a su favor, hasta que apareció -una vez más- otra genialidad de Bruno que colocó una asistencia milimétrica para Marcus Rashford que permitió el empate momentáneo para los red devils.

A pesar de lograr el empate, el equipo rojo tuvo dificultades para mostrar y desarrollar su mejor futbol y acusó un poco la falta de ritmo de Edinson Cavani, también es verdad que se encontró con un rival bien organizado que soportó todo lo posible los embates rojos hasta el minuto 83´, en donde Mason Greenwood logró el tanto que hizo respirar a los mancunianos.

Siempre se agradecen los jugadores que aportan algo diferente a su equipo cuando las cosas se complican, pero, es claro que el conjunto de Manchester necesita una mejor versión del resto de sus jugadores para poder sostener su posición en la tabla general, ya que, si se presenta algún descuido, este puede ser bien aprovechado por los Foxes del Leicester City que sólo están a 4 puntos de desventaja. A falta de unas jornadas más para el cierre definitivo de la liga, el Manchester United se mantiene firme en sus aspiraciones europeas.

Imágenes vía: Marca Claro

Jorge Bautista Sandoval