17 octubre, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

BILARDO ENTRE DOS SELECCIONES

1994: El momento que pudo suponer la vuelta del “Narigón” como Técnico.

El año 1994 fue un año especial para el futbol, se disputo el último mundial con 24 equipos ampliándose a 32 los participantes para 1998, cambiaria la forma de puntaje en las victorias elevándose a 3 el valor de puntos por victoria dejando de lado el valor de 2 puntos , cambiaban los mapas políticos del mundo naciendo nuevos estados como Croacia o Eslovenia, se inscribían nuevas selecciones pero lo más extraño es que fue un mundial donde selecciones como Inglaterra, Chile (Descalificada por lo sucedido con el “Cóndor” Rojas contra Brasil) Canadá (Eliminada en la Pre Repesca ante Australia), Dinamarca (Campeona de la Eurocopa 01992), Japón (En la hora en el famoso partido de la “Agonía de Doha”), Costa de Marfil,  Francia y Uruguay quedaron fuera de la cita mundialista dándole entradas a selecciones como Grecia, La generación dorada de Bulgaria o la histórica Bolivia que volvía a una cita mundialista 44 años después, recordar que Bolivia disputo un histórico repechaje con Hungría para el mundial 1978 la cual vamos a dedicar un histórico artículo sobre los repechajes próximamente pero nuestro articulo se remarca a dos selecciones y vinculadas en si por un solo nombre: Carlos Salvador Bilardo

Luego de finalizado el mundial 1994 con Brasil campeona, Francia debía preparase para el Mundial a sabiendas de estar clasificada directamente pero antes de eso debía disputar las clasificatorias a la Eurocopa 1996 que serian una prueba de fuego, recordar que Francia vivía un momento de transición generacional sufriendo la eliminación de la clasificación para  ITALIA 90 ante Escocia y Yugoslavia en su grupo. Para 1994 con Cantona como figura fundamental sin olvidar a un joven Barthez, la experiencia de Blanc, Deschamps, Papin y Lama como también nombrar a los no tan jóvenes Karembeu, Angloma, Petit y otros grandes jugadores, no olvidar tampoco que esta Francia derivaba mucho de jugadores que disputaban las grandes ligas de Europa como también de la base del gran proyecto del Olympique Marseille Campeón de Europa 1993 que luego descendió por actos de corrupción y sobornos por parte de su presidente Bernard Tapie, esto también afecto la imagen que se tenia del futbol francés y repercutió en su selección

El camino de Francia arranco turbulento con una derrota ante Bulgaria y luego se comenzara a enderezar con resultados positivos hasta la penúltima fecha, jugaba sus últimas dos fechas de local ante Israel y Bulgaria, habiendo ya sacado resultados positivos ante Austria, Finlandia y no olvidar Israel y Suecia sacando increíblemente a esta selección que llegaría semifinalista del mundial 1994 3 puntos cosechados entre una victoria y un empate. El partido con Israel la prensa Francesa lo consideraba un trámite si se analizaba el resultado de 4 a 0 de visita a tierras israelitas donde los franceses desplegaron su gran futbol pero esa noche fatídica sentenciaría a Los Galos de manera autoritaria. Esa noche Francia no jugo a su mejor nivel y Israel le remonta y le gana 3 a 2 en Francia, salvada todavía y con chances intactas de clasificar gracias a que Suecia y Bulgaria igualaron en Estocolmo. Ultima fecha Francia vs Bulgaria en Paris, Francia con 13, Bulgaria con 12, Francia empatando o ganando estaba adentro del mundial, Bulgaria debía ganar, Francia tira el estadio arriba y explota con un Cantona con un disparo a Bocajarro superando a Mikhailov, pero como parecía esos destinos turbulentos, córner para Bulgaria y en 5 minutos el estadio se vino abajo, Balakov ejecuto con soberbia un tiro de esquina y Kostadinov (Graben este nombre) ejecutaba un empate y el terror sucumbía en el  feudo francés, para peor un histórico académico y como técnico Gérard Houllier  le cedió la pelota al equipo Búlgaro y no transmitía tranquilidad a sus dirigidos en ese momento, pareciera que Bulgaria estaba ante un “Maracanazo” en un Parc des Princes, donde además para el segundo tiempo Papin se retiro por una supuesta contractura, lo cual los medios le pegaron como uno de los principales culpable, el partido en el Segundo tiempo fue un vendaval del equipo Búlgaro ante una defensa Francesa que se colgaba literal de los palos cediéndole la pelota al equipo visitante, la formula parecía funcionar pero sucedió algo insólito, Ginola recibió un pase de Guerin para que este lo congelara en una esquina y pasara el tiempo pero hizo lo más ridículo de todo lo pensado, mando un centro a una área vacía lo que provoco una última estocada letal.

Stohckov recibe el balón y elabora una jugada por la izquierda donde junto con Penev llegan a la última línea de defensa Francesa, este ultimo asiste a Kostadinov, si el hombre del primer gol y con un disparo a bocajarro en la casualidad donde Cantona en el primer tiempo fusila al portero Búlgaro, en este Kostadinov vence a Lama y firma la sentencia eliminatoria de Francia, justo en el último minuto, Bulgaria al Mundial y Francia afuera por segundo mundial consecutivo.

Los Medios hicieron de este partido un duro golpe al Futbol Francés y especialmente al seleccionado que fue muy criticado, el Técnico Houllier renunciaría y luego de esto aprendería la lección para su posterior estancia en el Liverpool donde logra una gran carrera como técnico, mientras tanto algunos jugadores sufrirían un duro golpe como por ejemplo Papin o Lama ya que se les ejecuto como culpables de la eliminación Francesa pero especialmente Ginola por su error insólito sobre el Final.

Para una situación muy caliente, además de venirse la clasificación a la Eurocopa 1996 y posteriormente La Organización del Mundial 1998 se confiaría en el técnico provisorio Aime Jacquet aunque un nombre estaría vinculado a Dirigir esta selección donde también estaría a la caza la próxima selección que explicare ahora.

Uruguay venia en un conflicto futbolístico muy extraño, si vieron mi anterior nota sobre el conflicto de Irlanda del Norte y algunas particularidades del Futbol Uruguayo de los 90 estamos hablando de lo precario que se había vuelto el “PRODUCTO” de tal manera recordando que ningún equipo Uruguayo estaba teniendo actuaciones de renombre en el plano Internacional y solo Peñarol llegando a la Final de la Supercopa 1993 ante el Sao Pablo de Tele Santana pero lo peor de todo fue el lo sucedido con los “Repatriados” en un contexto que se puede decir que paso un Presidente en la AUF que por sus “huevos” llego a vicepresidente de la Republica, su nombre Hugo Batalla y tiene que ver mucho en esta historia.

Corría el año 1991, Batalla llega al sillón de calle Guayabos alegando los deseos de nuevos laureles de gloria a la Celeste y selecciona a Luis Cubilla como técnico (Si el del famoso video del señor que amablemente colgado de manera eufórica le grita “que me tirá cubilla” refiriéndose a este señor que hay que darle caramelos como a los monos tirándole uno) y por algunas declaraciones del SR. CUBILLA comienza la “Guerra Civil del Futbol Uruguayo”. Estas declaraciones fueron lapidarias y los jugadores representados por Paco Casal no la tomaron para bien, Cubilla hablaba de que los representados por Casal venían a jugar “por la plata y no por la camiseta” refiriéndose a que no sentían la Celeste como los jugadores que se ganaban el pan de cada día en la exótica liga local, estas declaraciones generaron una fuerte controversia y lograron que la Copa América 1991 se jugara sin jugadores del Exterior, el resultado fue la eliminación de Uruguay prematuramente y una dura guerra que estaba desgastando al ya Futbol Uruguayo. Para el año 1992 sería muy especial todo en si, por un lado el hecho de la muerte de un hincha de Basáñez golpeado por un Caballo de la Guardia Republicana sentaría las bases para una huelga de Futbolistas comandada especialmente por Paco Casal, además Batalla vinculado a la política peleaba dos Frentes, por un lado el plebiscito vinculado a la Privatización de las Empresas Publicas que su decisión sería sustancial para su llegada para la Vicepresidencia de la Republica en el próximo gobierno y por otro defender los valores del Futbol Uruguayo desgastado en todo sentido de la palabra y con poco oxigeno económico lo cual generaba un duro golpe consumado por el discurso de Francescoli donde en 12 carillas golpea duramente al Gobierno Futbolístico, dícese como comentario que desde la órbita del Gobierno Nacional se busco destrabar esta situación.

La Copa América 1993 venia con un mensaje sombrío para Uruguay, por un lado Uruguay en dos años disputaría la Copa América en su País donde las infraestructuras no estaban todavía en condiciones y por otro lado las eliminatorias hacia Estados Unidos eran un panorama lleno de incertidumbres. Cubilla logra convocar algunos jugadores y cede a regadientes para lograr convocar a los “Repatriados” entre ellos Francescoli, Sosa y Fonseca para las eliminatorias en un Grupo compuesto por Bolivia, Brasil, Ecuador y Venezuela.  En la Copa América Argentina logra ganar lo que sería su última Copa América y pasaba a Uruguay en un titulo, lo que sería más presión a una Federación que estaba en sus horas bajas, Uruguay mientras tanto cae en Cuartos de final ante Colombia por penales.

Comenzadas las eliminatorias, el primer partido ante Venezuela se saldo con una victoria con sabor amargo por el poco futbol mostrado pero el peor partido de ese mundial fue el partido de local contra Ecuador donde si se hubiera obtenido una victoria Uruguay clasificaba pero fue empate a 0 donde Fonseca y Sosa fueron una sombra. El tercer partido fue ante Bolivia y acá se quebró todo, Bolivia venía siendo sorpresa luego de Ganarle a Brasil por 2 a 0 y el Vasco Azkargorta técnico de vieja escuela lo preparo psicológicamente aprovechando el conflicto que vivía la selección, ganándole 3 a 1 en la Paz y por último el partido más doloroso, el empate con Brasil en el Centenario donde un vestuario cada vez mas toxico y un empate doloroso sentencio a Cubilla y por ende el técnico es desplazado de su Cargo.

El nombre de Carlos Salvador Bilardo comenzaba a rondar como el ballet de nombres pero con menos de 10 días para preparar el equipo asumo Ildo Maneiro llegando a tratar de apagar un incendio con Nafta porque aunque logro llevar cierta estabilidad pago caro un proceso destruido, logro ganar de visita ante Ecuador, local ante Venezuela y en un partido tildado de un manto negro por un arbitraje nefasto Uruguay le gana a Bolivia donde para la ultima fecha Uruguay-Bolivia-Brasil empataban a 10 puntos y mientras Bolivia definía con Ecuador en Quito, Uruguay tenía que ir a Maracaná.  Maneiro vieja escuela preparo el partido desde el comienzo pero a Uruguay le tenía que enfrentar a un Romario encendido ese día que nos firmo la sentencia de muerte en menos de 20 minutos para el final el segundo gol un autentico golazo, si la herida estaba abierta, el dolor que provocaba era interminable, era el final anunciado de una historia que no dejaba matices, los medios no apagaban el Fuego y con Hugo Batalla más enfocado a su carrera política, finalizaban un año 1993 sin la clasificación al Mundial.

Que vinculación tiene esto que estoy desarrollando, para el año 1994 las dos selecciones fueron en busca de un hombre fuerte, un hombre sin pelos en la lengua que no temblara ante las presiones de los ámbitos del poder (Casal y Tapie), que se enfrentara a los jugadores “Repatriados”, que indicara un camino y un proceso, esa investigación fue desvelada por un artículo de el diario El Grafico de la edición N°3902 comentaba que Carlos Salvador Bilardo estaba en la órbita de Uruguay y Francia. Bilardo famoso por también defender a sus jugadores como defendió a Goycochea de las arremetidas de los periodistas por su actuación ante Colombia lo cual también interesaba eso, las Federaciones estaban siendo golpeadas por el poder periodístico comandado por los empresarios y eso generaba mas inestabilidad, además los métodos de entrenamiento de Bilardo como su forma de vivir el Futbol lo hacían mucho más capacitado para dirigir estas dos federaciones.

El tema podía ser el dinero pero si vemos la imagen adjuntada de esos artículos vemos que la Federación de Uruguay le ofrecía  500.000 dólares por año para tomar la selección, una oferta tentadora y también un esfuerzo de Uruguay para generar un proceso futbolístico a largo plazo a cuestas de que la Federación no estaba recibiendo suficientes fondos y el futbol local vivía una precariedad muy grande pero como siempre era visto como algo “romántico”, mientras tanto la oferta de Francia era para generar una selección para no fracasar en el próximo campeonato del Mundo y la orden de contactarlo venia explícitamente del Gobierno Francés para evitar un bochorno a una selección que venía en fracaso en fracaso.

Al final de cuentas Bilardo desistió de las dos ofertas y continuo su proyecto preparando técnicos y recién retomando la actividad técnica para dirigir a Boca en el año 1996, destacar que recomendó a Basile como a Russo como técnicos para Uruguay aunque Uruguay retomaría la elección de Fleitas logrando la Copa América 1995 pero no clasificando al mundial en el nuevo formato de CONMEBOL de todos contra todos. Mientras tanto Francia haría permanecer de Forma Definitiva a Aime Jaquet logrando en 1996 llegar a las semifinales de la Eurocopa cayendo por penales ante Republica Checa y 2 años después logrando la Copa del Mundo ante Brasil con un Zidane Majestuoso y con una camada de jugadores que 4 años antes habían sufrido una eliminación dolorosa en ese mismo estadio donde levantaron su primera copa mundial.