7 mayo, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Noche victoriosa para los ‘sky blues’ en suelo parisino para llegar con ventaja a Manchester.

Por segunda vez consecutiva el PSG lograba meterse entre los 4 mejores del torneo más importante de Europa, con esperanzas de poder disputar otra final de Champions le tocaba medirse primero con el poderoso Manchester City de Pep Guardiola. En un partido donde fueron ampliamente superiores en el primer tiempo, no pudieron sacar la victoria y se van con desventaja a la casa de los ciudadanos.

Pasando de Tuchel a Pochettino hace a penas unos pocos meses, los parisinos llevan una temporada diferente a lo que estaban acostumbrados en su competencia local. Si bien en la Ligue 1 no les está yendo como “debería”, en Champions volvieron a meterse en unas semifinales luego de eliminar al vigente campeón y rey de Europa, el Bayern Múnich, con el que curiosamente perdieron la final de la edición pasada.

En la ciudad de Manchester los hombres de Guardiola han tenido una temporada más que notoria. A pocas jornadas de levantar la Premier League y de ser recientes campeones de la Carabao Cup, los ciudadanos han tenido un nivel de juego y resultados bastante elevado, por lo que el choque de estos dos equipos era algo más que esperado.

Un primer tiempo avasallador del PSG hizo que se fueran con un resultado merecido pero corto al descanso. Jugadores como Di Maria, Neymar y Verratti marcaron la diferencia en el campo de juego, en desequilibrio y calidad estos hombres son de otra categoría, manejaron los tiempos a su antojo y cada contra que buscaban la protagonizaban con un fin letal. El gol de Marquinhos llegó y el City parecía desconcertado, no sabía como contener a los parisinos y al terminar los primeros 45 minutos se fueron aliviados de no irse al vestuario con un resultado más abultado en el marcador.

Con un 1-0 en la pizarra y siendo ampliamente superado en el juego, Guardiola debía leer correctamente el partido para saber contrarrestar lo propuesto por los hombres de Pochettino en el primer tiempo, y efectivamente, así fue. El Manchester tuvo otra cara en la segunda mitad, supo contener correctamente al PSG y de a poco parecía que iban creciendo el partido. Un gol de Kevin De Bruyne puso el empate en el marcador, el City se sentía más cómodo en el terreno de juego y el belga mostraba su enorme calidad con el pasar de los minutos.

Un tiro libre al borde del área bastó para que Mahrez anotara un golazo a Keylor Navas. Los ‘sky blues’ le dieron vuelta y se sentían superiores en el marcador y con el balón en los pies. El trabajo para contener a Neymar y Mbappe en la segunda parte fue clave, Guardiola notó el error que estaba cometiendo y ganó al PSG en el primer partido de los dos que deben superar si quieren plantarse por primera vez en una final de Champions League.

Si bien Pochettino y sus jugadores hicieron un trabajo de 10 puntos en la primera parte, el nivel del PSG decayó en la segunda, el City lo aprovechó y dio vuelta al marcador, llevándose así una victoria quizás no tan merecida, pero en definitiva muy importante. Esos dos goles de visitante serán claves de cara al partido en Manchester, el Etihad espera por ver quién clasificará a la final de la Copa de Europa.