21 octubre, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

El fichaje de Nagelsmann y la transformación de la Bundesliga

El fichaje de Julian Nagelsmann por el Bayern, más allá de las filias y fobias que provoque, o de lo que puede aportar el entrenador al equipo bávaro, señala una profunda transformación en la forma de funcionar los equipos y entrenadores en la liga alemana hasta ahora.

El lunes se confirmaba lo que era un secreto a voces, que Julian Nagelsmann será el nuevo entrenador del Bayern para la próxima temporada, por lo que abandona el proyecto del RB Leipzig, cuando éste no está terminado. De todo lo que se ha comentado hasta ahora sobre el fichaje, esto último me parece lo más significativo, ya que marca un antes y un después, si bien no es el único proyecto no terminado esta temporada, en cómo han funcionado hasta ahora tanto clubes y entrenadores en la Bundesliga.

La Bundesliga históricamente se ha caracterizado por ser una competición donde los clubes respetaban lo que se llama un proyecto deportivo, que no puede ser entendido de otra forma que a largo plazo, por lo que los banquillos alemanes eran de lo más estable de toda Europa, cierto es que se cesaban entrenadores, pero normalmente era ya en situaciones muy extremas, en general se esperaba a terminar la temporada e incluso, a pesar de malos resultados, se les mantenía en el cargo a la siguiente. Los entrenadores mantenían una posición similar, y eran reacios a cambiar de equipo, aun teniendo ofertas, para terminar o seguir el proyecto que tenían en marcha.

Nagelsmann tenía un proyecto deportivo interesante en sus manos, con contrato hasta 2023, que podía ser renovado, con el objetivo de hacer crecer a un equipo plagado de jóvenes, que poco a poco van cogiendo experiencia tanto a nivel nacional como internacional, donde por el momento no se le exigían títulos, sino sólo crecer. El proyecto que estaba funcionando a la perfección es dejado por Nagelsmann, piedra angular del mismo, a medio terminar, ¿criticable?, en principio no, pero es significativo.

No es el único entrenador en cambiar un proyecto por otro, Marco Rose tenía en sus manos hacer crecer a un Gladbach también con jugadores jóvenes, sin exigencias más allá de clasificarse para Europa, y deja el trabajo a medio hacer para ir al Borussia Dortmund e iniciar uno nuevo. Algo similar Addi Hütter en el Eintracht, o el posible adió de Oliver Glasner en el Wolfsburgo. Es cierto que cada situación tiene unas características particulares y concretas, pero es significativo como los entrenadores no tienen reparos en dejar proyectos a medio hacer, para buscar otros nuevos.

Los equipos, o más bien sus direcciones deportivas también han cambiado, y ahora ya no se aguanta, o se mantiene a los entrenadores en el tiempo, y ya se parece a las otras ligas donde los entrenadores son cesados en función de dos o tres malos resultados. Esta temporada ha batido el récord de entrenadores cesados, y al inicio de la próxima, de los dieciocho clubes de Bundesliga actual, a la espera de los descensos y ascensos, sólo tres entrenadores repetirán banquillo en la próxima: Urs Fischer en el Unión, Christian Streich en el Freiburg y Pellegrino Mattarazzo en el Stuttgart, y dos en duda, y en mi opinión e información no estarán, Oliver Glasner en el Wolfsburgo y Florian Kohfeldt en el Werder Bremen.

Transformación importante pues en la Bundesliga, que parece caer en los errores de las otras ligas en cuanto a mantener proyectos deportivos. Si la situación de esta temporada es pasajera o viene para quedarse lo iremos viendo en el futuro.