19 octubre, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Grupo C Euro 2020: La magia del 5-3-2

Incertidumbre. Eso era lo único que generaba el fútbol de la selección de Países Bajos hasta antes de su debut en la Euro 2020 ¿Por qué jugar 5-3-2? ¿Por qué no regresar al 4-3-3 o recurrir al 4-2-3-1? Estas dos interrogantes corrían por la mente de los fanáticos orange que no descifraban aún a qué jugaría su selección en el torneo continental. Frank De Boer, principal señalado por el nada convincente funcionamiento del combinado neerlandés, dejó demostrado en esta fase de grupos que con su esquema que incluye a dos carrileros, tres defensas centrales, dos mediocentros, un enganche y dos hombres en punta jugando a distintas alturas, se llega a un sistema muy dinámico y por demás productivo y como resultado de ello están los nueve puntos conquistados en los choques contra Ucrania, Austria y Macedonia del Norte para quedar como líder absoluto del Grupo C.

Lo vistoso del fútbol de los Países Bajos tampoco es alguna novedad, es una cualidad heredada de la época del Fútbol Total que traería consigo el subcampeonato del mundo en 1974 y 1978 y diez años más tarde, en la Eurocopa de Alemania 1988, con una generación plagada de talento, llegaría el primer título conquistado por el país del noroeste europeo. Ahora, con más de tres décadas pasadas desde que Ronald Koeman, Ruud Gullit, Van Basten y compañía fueran campeones de Europa, ha llegado otra camada de futbolistas neerlandeses que ilusiona, y es que también, luego de haber quedado fuera de la Eurocopa de Francia 2016 y de la Copa del Mundo de Rusia 2018, la exigencia ha aumentado y desde luego, la presión por obtener algún logro importante. De momento ya se ha dado el primer paso en la presente edición de la UEFA Euro, obteniendo el boleto para los octavos de final.

Hasta este punto todo marcha a la perfección, con ese dramático 3-2 sobre Ucrania, un autoritario 2-0 ante Austria y un 3-0 sobre la malherida Macedonia, ha servido para que esta generación pueda dar el salto rumbo a la fase de eliminación directa, aún con las bajas de Jasper Cillessen, Donny Van de Beek y el capitán Virgil Van Dijk que en un principio habían hecho encender las alarmas.

Con Marten Stekelenburg bajo palos existe mucha seguridad, arquero de 38 años, campeón nacional con el Ajax y que hace 11 años jugaba la final de Sudáfrica 2010 frente a España. Pasando a la línea de los tres defensas centrales, Daley Blind (apellido con mucha historia en el fútbol de su país) es el elemento perfecto para jugar como central exterior por izquierda, dado su pasado como lateral zurdo, luego el gran año de Stefan de Vrij, siendo campeón de Italia con el Inter, y la sangre joven y poderío físico de Matthijs de Ligt hacen que este ‘triunvirato’ no pueda ser más sólido. Jugando por los carriles, Patrick Van Aanholt (izquierda) y Denzel Dumfries (una de las revelaciones del torneo) brindan mucha profundidad al momento de atacar, transiciones muy veloces y dejan pocos espacios en el intervalo lateral-central, aunque cuando su regreso se ralentiza representa una de las debilidades de esta selección. El mediocampo es lo más exquisito del equipo de los Países Bajos, las tres alturas están manejadas a la perfección, teniendo a Marten de Roon como el elemento ‘discreto’ que da los primeros pases de ‘trámite’ y que debe trabajar más sin balón, luego a Frenkie De Jong actuando de forma mixta (recuperación-creación) y a Georgino Wijnaldum, que además porta el gafete de capitán ante la ausencia de Van Dijk, desempeñándose como el enganche entre la parte baja y la alta, lo que le permite tener mayor libertad para llegar desde segunda línea y ser decisivo, prueba de ello son los tres goles que anotó en la fase de grupos.

El pilar ofensivo es Memphis Depay, recién fichado por el Barcelona, el mediapunta de 27 años atraviesa el ‘pico’ de su carrera y es sumamente desequilibrante, aunque a veces llegue a ‘pecar’ de carecer de esa capacidad asociativa en los últimos metros de la cancha. Finalmente, como el ariete de este equipo se encuentra Wout Weghorst, quien disputará la próxima Liga de Campeones con el Wolfsburg y funciona para culminar el juego aéreo, poner de cara a los carrileros y sí, para concretar jugadas colectivas.

Desmenuzando esto, caemos en cuenta de que la selección de Países Bajos es bastante armónica y cuenta con automatismos muy funcionales. Habrá que ver si sus eventuales lagunas defensivas le llegan a pasar factura contra algún combinado de mayor potencial ofensivo, pero de momento ha puesto sus cartas sobre la mesa y nuevamente la marea naranja intimida en Europa.

Foto: Twitter de la Selección de Países Bajos

Sigue todos los resultados de fútbol con 365Scores.com