24 julio, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Grupo F Euro 2020: El ímpetu salva a Alemania

Podrás haber hecho una fase de grupos soñada, tres partidos de fantasía en el ‘Grupo de la Muerte’, pero para desgracia de Hungría, al final el fútbol es un juego en el que siempre ganan los alemanes. El F ha sido un grupo lleno de adrenalina en muchos aspectos, desde la solvencia que tuvo la campeona del mundo para no sufrir de más y conseguir lo justo para ser primer lugar, hasta el esfuerzo y el gran trabajo colectivo que estaba haciendo la selección magiar para hacer soñar a más de uno. Portugal avanza gracias a algunas de sus cualidades más conocidas, como el ser oportunista (3 goles de penal), manejar con mucho vértigo los carriles externos y tener destellos individuales que son difíciles de contrarrestar, con una gran fase de Bernardo Silva, Guerreiro y Cristiano Ronaldo en modo animal. Ya el caso de Alemania es bastante particular, parece estar contagiada del síndrome de jugar mucho en horizontal y tener poca profundidad, sin embargo, tiene ese algo que contadas naciones tienen (incluso diría equipos en general) que cuando tu espíritu habla, el fútbol te sonríe, porque el ímpetu y el empuje no tienen precio.

Hay que empezar hablando de un tema bastante crítico en la Mannschaft, la línea de tres. Se entiende que Joachim Low quiera poblar el mediocampo teniendo a tantos nombres de peso en ese sector, pero luego te encuentras con que Ginter termina siendo el central exterior por derecha y que no solo es vulnerable en un mano a mano a campo abierto como lo demostró contra Mbappé, sino que cuando el contexto de partido le demanda tener que subir hasta adelante del mediocampo para trabajar la posesión, se ralentiza mucho el juego alemán y Kimmich, jugando lejos de zona de creación, está muy desperdiciado. Otro punto en el que Alemania ha tenido que rotar bastante en busca de variantes es en el eje del ataque. Thomas Müller en plena forma tendrá que ser inamovible, para que así tenga libertad de 3/4 hacia adelante y pueda liberar a los dos jugadores que ataquen los espacios, y es justo aquí donde han venido más problemas para el seleccionador alemán. Leroy Sané no atraviesa un buen momento, tras su cuestionable cierre de temporada, la situación no ha cambiado en esta Eurocopa, le cuesta tener que jugar a uno o dos toques (por su naturaleza regateadora e incisiva) y hoy contra Hungría tampoco le favoreció el tipo de partido, vamos, acabó jugando de lateral por izquierda, situación de la que Schafer se aprovechó para hacer el 1-2 parcial. Luego con Serge Gnabry nos encontramos con que le cuesta jugar en ese 3-4-1-2, sus desmarques pocas veces marcan rupturas y no ha sido diferencial. Kai Havertz, que en el Chelsea con Tüchel está acostumbrado a jugar atacando el espacio, ha entendido mejor el cómo trabajar como referencia y estar presente para finalizar, como prueba tenemos los dos goles que ha marcado al momento; tener a Timo Werner al lado le sentaría bien al ex Bayer Leverkusen, si le funcionó al Chelsea para ser campeón de Europa, por qué no a Alemania.

Leon Goretzka fue el salvador hoy para la selección alemana, apareció dentro del área tras entrar de cambio y al 84′ le consiguió a los suyos un lugar en octavos de final, donde por cierto, se medirán a Inglaterra en Wembley, un partido muy de 1966. Si bien hay debilidades muy notorias en el equipo de Joachim Low, no deja de tener otras tantas fortalezas; la capacidad de Kroos para armar desde la base de la jugada, la multifuncionalidad de Kimmich, la perspicacia de Hummels, la dualidad de Gündogan, el I.Q futbolístico de Müller y qué decir de Manuel Neuer, el portero moderno por antonomasia. Será un partido muy duro contra los ‘Tres Leones’, pero el chip que Alemania tiene programado para los partidos de eliminación directa, es de exterminio, es de mucha personalidad.

Sigue todos los resultados del fútbol en 365scores.com

Foto: UEFA Euro 2020 (vía Twitter)