19 octubre, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Goleó con categoría Argentina, y suma confianza y buen funcionamiento para 4tos

La selección finalizó su fase de grupos- y la de la Copa- con una contundente goleada 4-1, con la jerarquía y persistencia que tanto se esperaba en la previa contra un Bolivia, que, con muy poco juego, y casi nada de marca, no pudo dejar una buena imagen para despedirse de esta Copa. 

 Por su parte, Argentina, con muchos nuevos nombres pudo encontrar el funcionamiento y, sobre todo, la constancia y persistencia durante casi todo el partido- cosa que no había logrado conseguir en la seguidilla de encuentros en lo que va de este año, y muchas variantes en el ataque con brillo de los talentos, pero sin sufrir en la defensa. 

Sin olvidar las debilidades del rival, hay que destacar el funcionamiento tanto individual como colectivo, con un Lionel Messi cumpliendo su partido N° 148 (récord) al 100% en todo el terreno, totalmente inanalizable, como siempre juntando rivales para cambiar de frente, jugar de espaldas sabiendo la ubicación de sus compañeros adelante, para pasar al espacio y habilitar; y sumando también su récord de goles en la Selección con un doblete (73) y en torneos oficiales (39), volviendo a ser lo mejor del partido, y de la Copa, jugando el corto cuando se podía asociar, o en largo cuando el partido lo requiso (9/10 balones en largo completados)  

Pero hoy, no solo se trató de la genialidad del 10, sino que alrededor suyo se supieron lucir en un partido chivo que lo meritaba, con brillo de casi todos (por no decir todos) tanto de titulares como suplentes, en un funcionamiento y equilibrio que lo dejaron muy bien parado para cerrar la fase de grupos. 

Desde la muy buena actuación de Lisandro Martínez, en su debut como titular en Copa América, luciéndose en la defensa como primer central, pero además por la izquierda, siendo apoyo y respaldo en la subida de Acuña cuando Argentina avanzaba por el ese lado en profundidad, y ya con la superioridad en el marcador, más proyectado al ataque para conducir por dentro y generar superioridad en ¾. 

Con una mejora post suplencia de Montiel para unirse al ataque, que, con Palacios desmarcándose en profundidad y Guido o Correa por dentro, lograban triangular por la banda, haciendo paredes para avanzar en superioridad y generar peligro, o juntar rivales por esa banda para liberar y cambiar de frente con la otra. 

Por el otro lado, con Acuña pasando al ataque con total criterio, juntándose en corto con los mediocampistas, sobre todo con el Papu Gómez- que párrafo aparte también tuvo un gran partido, no solo asociándose en ataque con Messi, sino también permutando con el huevo para permitir esta subida con respaldo de un posible contragolpe, y cortando muy bien los pocos ataques por ese lado- y desbordando con jerarquía y potencia en el tramo final de la jugada para centrar. 

Fuente: TyC Sports 

Y, volviendo al trabajo del Papu, no es casual que el gol de Bolivia se haya dado con su ausencia en la cancha, ya que el extremo por izquierda pudo marcar rápido el espacio que había dejado Acuña- que no logró en esa jugada replegar- y llega tarde. 

Otra nueva actuación de Guido Rodríguez, apareciendo en distintos sectores, cuando se necesitase, en la cancha y siendo apoyo para doblar la marca y cortar el avance rival sin falta (2/3 completadas), pero también ser ese primer pase post recuperación de la posesión, y ubicarse para proteger los contraataques, y desde su presencia dio la virtud de ser de lo más importante para el equilibrio del equipo, algo que se necesitaba, para permitir ese avance en grupo sin miedo a quedar mal parados. 

Mapa de calor de Guido Rodriguez  

Fuente: App 365 Scores 

El partido que muchos esperaban se le dio también a quien fue una de las figuras, Ángel Correa, con un partido totalmente chivo y de exhibición, con mucho del potrero que tiene, completando 3/ 4 regates, jugando de la manera que se debe de espaldas, recibiendo y soltando la pelota un segundo para confundir a su marca, ganarle el espacio y perderlo con un giro extraordinario, y culminando todas en jugadas de peligro para Argentina, sumado a su buen 1v1 (gano 5/6 duelos individuales) y sobre todo, siendo un gran compañero de Lionel. 

En el ataque Argentina pudo probar esas variantes e intercambio de posiciones, no solo de Papu con Acuña, sino también el nivel del Kun Agüero, no como referencia en el área, sino por momentos como un mediocampista más para ganar duelos y recuperar la posesión atrayendo marcas y habilitar a sus compañeros a su espalda (como en el gol) 

Fuente: TyC Sports 

La entrada de suplentes como Julián Álvarez asociándose con Montiel y llegando en profundidad, Lautaro (hace el 4to gol), Lo Celso como gran socio de Messi y Paredes demostrando sus cualidades y su exquisita pegada y pase entre líneas pero, sobre todo en largo (5/6 balones en largo completados), lejos de cambiarle el rendimiento al equipo ya sin algunos de los más influyentes, le dio otra variante en el ataque para cerrar el partido, pero sobre todo para terminar de retocar el equipo titular para lo que viene.  

Quedan algunas cosas por corregir defensivamente, sobre todo en el repliegue y los desmarques del rival, que hoy pasaron desapercibidas por un Bolivia que ya eliminado, con menor jerarquía y casi nula llegada, no logró ser para nada un peligro o una traba para que Argentina se luzca en su mejor fase, la ofensiva; pero que deberán mejorar para los próximos partidos mano a mano y contra rivales con mejor funcionamiento.  

Sigue todos los resultados de fútbol con 365Scores.com