24 julio, 2021

Deportes Total 8

La web del deporte

Argentina sufre en el juego, pero gana y, con errores y aciertos está en Semifinal

La Selección Argentina nuevamente con mucha contundencia, y con un Messi más allá de lo que se puede imaginar, vuelve a ganar y se posiciona en Semifinal de la Copa América, donde jugara con Colombia- clasificado desde el punto penal contra Uruguay. Realizaremos un análisis de las fortalezas y debilidades del equipo en el partido, y en donde deberá enfocarse para seguir consiguiendo estos resultados. 

Vuelve a jugar la albiceleste y, a pesar de seguir consiguiendo los resultados por su jerarquía y contundencia para convertir y mucha suerte para que el rival no la meta- continúa sufriendo mucho en el partido por falta de una sólida idea defensiva colectiva para debilitar los ataques del rival, sobre todo cuando en el marcador lleva la delantera. 

Con Ecuador, como era de esperarse por la fortaleza física y la activa e insoportable marca, y muy comprometida en todas sus líneas, se sufrió durante mucho más tiempo que en otros partidos, sobre todo en la presión media-alta de sus primeras dos líneas defensivas (delanteros-mediocampistas), donde causalmente Ecuador ganó más duelos para robar (20/33) que a pesar de no haber sido tantos, si fueron muy buenos sobre todo en el medio (por algo Argentina tuvo que jugar más directo), aunque terminaron sin ser de valor por la falta de efectividad para concretar, y por qué su mayor debilidad son las transiciones defensivas. Al atacar con tantos jugadores suelen quedar mal parados atrás, y cuando hay una pérdida en posición de ataque, no hacen una presión exitosa; el retroceso y los relevos significaron una gran falencia. 

En cuanto a Argentina, es un hecho que derrocha no solo la superioridad en todo tipo de aspectos de parte de Lionel Messi que parece ser el único jugador al que no le pesa jugar tantos partidos seguidos sin ningún descanso, y a cambio, cada partido se recoloca la estrella de MVP, esta vez con su participación en los 3 goles; asistencia con De Paul, asistencia con Lautaro Martínez y para cerrar la noche marcó nuevamente con un tiro libre digno de el mismo. 

Pero, lejos de lo que a priori parecen los resultados (este muy abultado en comparación a lo que se vio en el partido) Argentina todavía encuentra muchas falencias y cosas que todavía no corrige con el pasar de los partidos, y que le puede costar mucho contra un rival que sea más efectivo. 

Y es que aún le falta una idea colectiva que lo ordene defensivamente; y no es solo por la mala influencia en la presión alta- por momentos- de parte de los de arriba, y aunque podría solucionarse desde allí, es algo en lo que en todas las líneas Argentina sufre por demás, por falta de comunicación o de practica para replegar y no quedar mal parado, aunque ayer también haya sufrido para crear. 

Posicionado con un 4-1-2-3 con Paredes como único pivote, lejano por muchos momentos de la línea de Lo Celso y De Paul como interiores, ambos intercambiando posiciones y alturas con Nico González (y Acuña) y Messi (y Molina en menor cantidad), respectivamente. 

En salida con balón 2+1 con Pezzella y Otamendi, sumado a Paredes que se acercaba para generar igualdad en volumen pero que no podía adelantarse, teniendo en cuenta que Ecuador presionaba con sus tres delanteros, y los laterales proyectados a la altura media para generar amplitud y juntar más jugadores en el medio para que Lo Celso y De Paul se internaran, aunque por momentos- por la presión de Ecuador y por falta de convicción propia- quedaran muy alejadas la primera de la segunda línea y no se logrará una creación limpia, teniendo que surgir a la salida en largo salteando la línea del medio para encontrar a Lautaro o a Messi y que en una jugada aislada generaran algún peligro (como la salida de Pezzella en largo con Lautaro o de Paredes con Nico González). 

(Fuente: DIRECTV Sports) 

Por momentos, aunque pocos, se pudo ver esas buenas asociaciones por banda a las que debe apostar más la selección, con la calidad de los jugadores, con Acuña-Lo Celso- Nico González por izquierda, alternando alturas para generar superioridad y ruptura por banda, y Molina (o Paredes)- De Paul y Messi, ya que son muy difíciles de marcar al rival, al igual que los encuentros Lo Celso- Messi por dentro, sobre todo ante rivales que suelen ser desordenados en su repliegue (característica a tenerse en cuenta contra Colombia) 

Defensivamente, y no solo hablando de la defensa, Argentina sigue teniendo su peor falencia en su fase defensiva, sobre todo para replegar en la transición ataque defensa. Porque es claro: aunque se busque la idea de presión alta que ha sido muy efectiva cuando se hizo, por características de todos los jugadores para ganar los duelos y salir de contra, es cuestión de que se debe practicar también un retroceso para algunos momentos del juego, ya que este tipo de pressing que tan bien le sale a la selección en campo rival, necesita de una máxima concentración y nivel físico que no se puede mantener los 90´por lo que se debe controlar los tiempos para realizarla, pero con un plan B para lo que reste.  

(Fuente: DIRECTV Sports) 

La idea de realizar un bloque bajo cediendo el balón no estaría mal si se posicionaran los jugadores en los lugares correctos; y es que en lo que falla Argentina es en el timing para saltar a la presión para cortar el pase, haciéndolo sin coordinación, sin comunicación, y muchas veces de manera tardía y por desesperación, provocando faltas innecesarias que podían haberse evitado pases atrás. 

No es casualidad que esto se haya intensificado con la baja (entre comillas y teniendo la vara alta por sus otras actuaciones) en el rendimiento de Nico González, no solo por algunos fallos en ataque, sino porque al no estar en su mejor nivel como ya hemos visto, también Argentina perdió por ese lado un apoyo en el repliegue, sobre todo cuando Acuña proyectado no lograba volver a su puesto. 

(Fuente: DIRECTV Sports) 

En el segundo tiempo, ya con Guido Rodríguez, que vuelve a confirmar su titularidad, no por las cualidades de Paredes- que no tuvo un gran partido por disposición táctica- sino por lo que necesita el equipo en términos de, a sobra de tantos jugadores en el medio con proyección ofensiva, un jugador que corte el ataque por el medio y logre ser ese primer pase de contra en conexión con los de mejor calidad como Messi, De Paul, Lo Celso, Acuña, etc.  

Porque le da esto a la selección; no solo la frialdad para corregir lo que estaba siendo la mayor debilidad defensivamente para cortar esos ataques por dentro (y por fuera cuando se lo necesitaba), sino que además potencio al que- por debajo de Messi- estaba haciendo su mejor partido: De Paul, no solo en los números (gano 7/11 duelos, recupero 6 balones, fallo solo 2 de 36 pases y consiguió tres pelotas paradas), sino también por su inteligencia para estar siempre parado en el lugar correcto, tanto defensiva como ofensivamente. Ya que, al liberarlo de toda acción defensiva fija, se pudo soltar y aportar en la presión tras perdida (previa a la falta a Di María para el 3er gol), conduciendo por distintos lugares para asociarse mejor por dentro, y muchas veces conseguir una falta que le diera respiro al equipo. 

Pero, además, y sumado al bajo en el rendimiento de Ecuador por falta para encontrar soluciones, desde su entrada (Guido)- y la de Di María- se vio un equipo mucho más seguro para realizar en conjunto esas presiones en conjunto para incomodar la salida sin miedo a que Ecuador lo saltee, por el equilibrio defensivo que otorgaba Guido que, con pocas intervenciones, lee muy bien los momentos para cortar, y cada día mejora su técnica para que no solo sea un corte defensivo, sino también un ataque argentino. 

Igualmente, y aunque sufrió por demás, Argentina pudo ser contundente para aprovechar las ocasiones que pudo conseguir cuando insistió en el tiempo, y de manera positiva comienza a entender y manejar los tiempos para hacer los ataques más productivos y no generar el cansancio de sus jugadores que, en los anteriores partidos, han llegado sin ritmo en el segundo tiempo y no han podido retomarlo. 

En cuanto a lo que debe mejorar Argentina para su partido con Colombia el próximo martes a las 22 horas, son varios aspectos, sobre todo teniendo en cuenta la magnitud del rival, con Cuadrado devuelta en la titularidad, y el reciente encuentro en el que, a pesar de haber hecho los goles rápidamente, luego no lo pudo sostener en el tiempo por las mismas fallas que viene teniendo; malas decisiones de orden defensivas que complican todo lo bueno del desorden ofensivo.